20 abril 2008

Limpieza contra contaminación (acústica y olfativa)

Aborrezco la maquinaria de limpieza viaria urbana. Barredoras, fregadoras, hidrolimpiadoras y baldeadoras. Como las de la imagen. Alabo los propósitos y las intenciones (http://www.murcialimpia.com/), pero detesto los medios, los vehículos. Y a veces, mi desdén se personaliza en los operarios que los conducen.
Los vehículos hacen demasiado ruido. Demasiado. Y con ellos te puedes topar lo mismo a las once de la mañana que a las cinco de la madrugada. Hacen demasiado ruido. Son inaguantables. Si vas hablando con alguien por la calle y asoma uno en la acera, adiós conversación. Eso, suponiendo que además no esté a punto de rozarte, atropellarte o mancharte. Porque los operarios tampoco se esmeran en evitarlo. Y de noche, ni con tapones o somníferos esquivas su fragor industrial. ¡Insoportableeeessss!
Pero es que además emiten tal cantidad de gases, expulsan tal concentrado pestífero de vapores, que no hay derecho. No hay derecho a tener que tragártelo cualquier mañana en aceras concurridísimas. Y cualquier madrugada en aceras concurridísimas.
¿Es que nadie puede inventar un silenciador para estos vehículos? ¿Es que nadie puede evitar que ‘ventoseen’ de esa manera? Peor el remedio que la enfermedad…
Barredora, una mañana de éstas, por la Avda. de Europa (Foto: Alcázar)

4 comentarios:

salva.ochenta dijo...

En mi casa siempre pasan los lunes sobre las 6:30-7 de la mañana, imagina la gracia que hace despertarse un lunes a esas horas por una maquinita de esas, un tractor parece un coche de gasolina al lado de esas, y ahora que toca enseguida dormir con la ventana abierta, yo las odio por el ruido y porque ese ruido lo relaciono con "lunes"

Luis Alcázar dijo...

Cierto. Cuando alguna vez he salido por el centro de Murcia, se me ha hecho un poco tarde, me he sentido cansado y he pedido a alguna dama que me alojara por rato efímero en su piso, he acabado optando por pedir un taxi y marcharme al mío(vivo por el Zigzag). El entorno de la Universidad, plaza de Europa, Rex y calle Enrique Villar es insufrible. Casi más por culpa de estos vehículos que por el bullicio de la gente...

sushi de anguila dijo...

Parecen armatostes más propios de la Rumanía de Ceaucescu o de una película del Capitán Nemo que de la séptima ciudad de ESPAÑA EN EL SIGLO XXI...pero si hasta la 'Saeta', el octavo (por la cola) avión comercial más viejo que vuela en ESPAÑA y al que no dejan despegar en los aeropuertos de noche, hace menos ruido que esta especie de tanques franceses de 1940...

Urge la compra de material mas silencioso...YA!
Urge el hacer unas rutas menos molestas...y, si no, tendremos que recuperar a los barrenderos y los tíos de la manguera de toda la vida...que casi que nos salen más baraticos que los motocarros estos...

Anónimo dijo...

Cuanta tonteria