16 mayo 2008

Hurgar la basura

Me paraliza encontrar a alguien hurgando la basura. No hablo de lo que han hecho periodistas del amarillismo en la basura de famosos, porque ellos son la basura misma. Me refiero a la imagen de una persona trillando las papeleras, bolsas o contenedores callejeros. Me hiela. ¿Realmente necesita hacerlo para sobrevivir? ¿Realmente espera encontrar algo útil? ¿Sufre, aparte de pobreza, algún síndrome o desequilibrio?
En la Ordenanza municipal de limpieza viaria queda recogida la prohibición de “la busca o triaje de las basuras domiciliarias o de establecimiento presentadas para su recogida”. De las papeleras como las de la imagen sólo se dice que en ellas debemos depositar “residuos de escasa entidad” y que está prohibido “depositar basura doméstica en la vía pública o en las papeleras”. Desprendo que la “busca o triaje” de los “residuos de escasa entidad” depositados en las papeleras no está prohibida. Ni la de las basuras que no están presentadas para su recogida... A todo esto, la RAE no ha admitido el vocablo “triaje”... Sí “triar”, que es “escoger, separar, entresacar”.
Este fin de semana, como cualquier día, nos los cruzaremos en concurridas aceras y animados barrios. Y, o no los veremos, o no los querremos ver. Su empeño silencioso a mí me seguirá helando.
Calle navegante Juan Fernández (Foto: Alcázar)

No hay comentarios: