02 mayo 2008

Los aparatos de aire acondicionado

Cierto es que jamás he tenido la mala suerte de que me caiga uno en la cabeza y me aplaste. Pero como siempre me caga la moscarda, no lo descarto... Hasta ahora sólo me han rociado con el agua que produce parte del aire frío condensado. Y ese chorreo me jode.
Hace ya casi dos años entró en vigor una nueva Ordenanza municipal sobre protección de la atmósfera. En el artículo 26 se recoge que “todo aparato o sistema de acondicionamiento que produzca condensación tendrá necesariamente una recogida de agua eficaz, que impida que se produzca goteo a las vías o espacios públicos, siendo sancionado según lo dispuesto en las Ordenanzas Urbanísticas”. Desde julio de 2006, pues, los propietarios de cada goteo deberían haberlo redireccionado a un desagüe, recipiente o maceta. No todos lo han hecho, ¿verdad?
No afirmaré que por las aceras camino medroso, con un ojo arriba y otro abajo, receloso por si acaso se desajusta un soporte y se descuelga un aparato. Pero casi. Siempre le he tenido espanto a que por la calle me cayera algo encima y me dejara tonto, parapléjico, tetrapléjico o varias cosas a la vez. Si me mata convendremos todos en que es una desgracia, pero por lo menos no me entero...
En las nuevas edificaciones, esos aparatos deben figurar en la cubierta o en la fachada, “si bien en este caso debe quedar garantizado el resultado estético (no debe verse en fachada), la evacuación de aire enrarecido [...] y sistema de recogida del agua producto de la condensación”. Podían haber aprobado esto hace veinte años y no tendríamos las fachadas plagadas de cajas refrigeradoras. Y de chorricos.
Sólo me cabe rezar para que los tornillos estén bien enroscados.
Calle José Ballester (Foto: Alcázar)

2 comentarios:

sushi de anguila dijo...

Conozco casos de gente a las que les cayeron coasa encima por la calle (rótulos, etc..), y, por desgracia, menos matarte en el acto, te provocan tales secuelas que te dejan liquidado de por vida...
Lo de algunos aires acondicionados colgados de ventanas y balcones da miedo...la mitad no se han caído de puritito milagro...

A mi, estando en la estación de autobuses, lo que me cayó a apenas 2 cm fue la tapa metálica de una compuerta de refrigeración, un rectángulo de unos 20 kg de peso que si me llega a dar, me deja como una lechuga en el mejor de los casos...y eso no hay indemnización que lo compense...

Estoy contigo en que es infecto, desagradable y muy antihigiénico el recibir chorrillos del agua de refrigeración de los aparatos que cuelgan por ahí... ESO DEL "AIRE ENRARECIDO" ES DE TRACA...

Lo dicho: Luis Alcázar, concejal, ya!!!

Caribdis dijo...

Lo peor es que ese "condensado" no es más que la humedad ambiente que proviene del glorioso sudor del vecino..

En fin, tecnología, ¡absurdo invento!