13 mayo 2008

¿Qué hago con la calderilla?

Las máquinas no las aceptan, y algunas (parquímetros) las escupen como cambio si la devolución no acaba en cero o cinco. Las fracciones de euro de uno y dos céntimos, chatarra de curso legal acuñada en cobre, se me acumulan en una taza con la bandera del Reino Unido sin saber qué hacer con ellas, en qué gastarlas o dónde cambiarlas por algún billete (no sé si llegarán a sumar diez euros).
Hay huchas que cuentan lo que “ingresas”, si bien no es esto lo que realmente preciso. Quiero saber qué puedo hacer con unas monedas que desde hace años representan un incordio para mi cartera y para los comerciantes. En un quiosco no se te ocurra comprar el periódico con ellas. Y hasta los pedigüeños las rechazan.
En Finlandia y Holanda acabaron con estos metales a las primeras de cambio. Por su propia cuenta y sin el permiso de la Comisión Europea. Yo también quiero acabar con ellos porque estoy seguro de que España no imitará a los finlandeses y holandeses. Deus ex máchina. Vosotros diréis...
Las extiendo para que se aireen... (Foto: Alcázar)

8 comentarios:

Conch dijo...

Puedes hacer como los jubilados, mi padre y más gente que yo conozco… Te vas al banco y pides una cosa llamada “blisters” de la moneda que quieras, y cuando se te llene la tacica de la Union Jack y tengas un rato las metes ahí y se las llevas al banco, las ingresas en tu cuenta… e invitas a una coca cola y a una marinera a la que te dio el consejo.
Por ejemplo.

Javier Moñino dijo...

Yo estoy metiendo toda la calderilla en una hucha gifante desde hace varios meses... desde 1 céntimo hasta un euro... cualquier moneda me vale... cuando la hucha no dé más de sí, la abriré... contaré el dinero y al banco... a ver si me da para la Play 3, una tele de plasma o un portátil...

Mi consejo es, pues, una huchica...

Saludos.

Luis Alcázar dijo...

Los dos caminos me conducen al banco, así que por ahora esa será mi primera opción.
Conchita, esto de que tomemos cien vocablos del inglés cada día me va a obligar a emprender una nueva batalla en defensa del español. Habrá una entrada al respecto.

Conch dijo...

Cucha, Luis, la primera indignada soy yo, que conste. En su día aluciné con el vocablo y por eso te lo he puesto, sabía que no te iba a dejar indiferente.

Espero ansiosa tu entrada.

sushi de anguila dijo...

Si los espñaoles queremos que el lenguaje tecnológico no nos coma por los pies, lo que tenemos que hacer es invertir más en I+D+I, y sacar productos a escala mundial con nuestros nombres...que las últimas palabras españolas aportadas al lenguaje universal son 'Churro', 'Arena', 'Guerrilla', 'Liberal', 'Destructor', 'Talgo'......'Macarena' y 'Aserejé'....

Saludos para todos de un rendido defensor de nuestro idioma, que, a pesar de todo, hará caso a pies juntillas a Conch y pedirá en su banco un 'blister' (mal que me pese el término) para guardar el monedamen...

Javier Moñino dijo...

En el baloncesto (o en el básquet) encontrarás aquel gran 'in you face' que tanto te gustó... puedes seguir con los play-offs y con el famoso alley-hoop...

I love this game.

Saludos.

PD. Grande don Mariano, siempre grande.

salva.ochenta dijo...

Llenar una hucha con esas monedas es desesperante, luego a luego llenas dos huchas y te sirve para hacer pesas, porque cuando la abras es mas el tiempo que cuesta contarlas y clasificarlas que los 30 o 40 euros que van a haber al final.

Luis Alcázar dijo...

Hombre, Salva, con 30 ó 40 euros puede que te dé para un par de pesas, ¿no? No de las SALTER profesionales, pero sí alguna más que digna...