19 junio 2008

Yo "descubrí" a David Moya

Algunas inquietudes artísticas, sobre todo en la iniciación, resultan latosas e insufribles. De las musicales me ocupo hoy. Quien esto firma ha sido testigo sonoro del noviciado de un excelente cantautor murciano: David Moya. Vivía y practicaba en el piso superior al mío. Jamás me dirigí a él ni a la comunidad de vecinos a fin de que requiriera a David para que cesara en sus ensayos. Primero, porque mi oído musical me adivinó un porvenir solvente. Segundo, porque acaso sufriría más él que yo cuando a mí me daba por colocarme al hombro el violín y hacer rechinar las cuerdas con el arco.
No siempre las relaciones vecinales musicales son tan cordiales cuando el sonido de una guitarra, violín, flauta o piano es fastidioso. El primer paso debe ser el diálogo amable y civilizado. El segundo, con idéntica amabilidad y civilidad, acudir a la Policía Local y/o convocar una junta de propietarios extraordinaria para estudiar si se emprenden acciones legales. Aunque cuando la contaminación acústica procede de un instrumento musical, no es común que se cuente con el respaldo de la comunidad de propietarios. Un tercer paso, dirigirse al Ayuntamiento. Un cuarto, contratar a un abogado y a una empresa especializada en sonometrías. Un quinto (paso), taponarse los oídos. Y un sexto, suicidarse...
Una Fender de segunda mano, en Primo de Rivera (Foto: Alcázar)

4 comentarios:

Javier Moñino dijo...

¿El violín?

Ja ja ja ja.... lo que daría por verle, con ese pelazo dándole al violín de un lado para otro.

Grande David Moya, por cierto... sacó disco hace unos meses y parece que le va bien. Bunas letras, buenas melodías... gran cantautor.

Conch dijo...

A David Moya lo descubrí yo, íbamos juntos en el cole, si no te lo crees, que te lo confirme Joaquín Martínez…

Gran cantautor y mejor persona.

Yo en Yecla tenía por vecinos a los Von Trapp y lo he llevado bien, prefiero eso que las flauticas de todos los años por el patio de luces… Hoy además me he vuelto de Yecla definitivamente, así que ya…

sushi de anguila dijo...

David Moya....¡Qué crack musical y como persona!...He tenido la suerte de entrevistarle un par de veces para el periódico, y es un encanto....si me viérais poniéndolo a posar en el campus de la Merced, con todas las payicas mirando... y menudo dúo que forma con su compinche JASS...Sus conciertos son memorables...Ni Sabina y Fito Páez...

Mis primos (los dos con la carrera de piano) también son un poco familia Von Trapp...y a mí me encanta, Conch, las gentes que a las cinco de la tarde te tocan Rachmaninov antes que la flautica de las narices...

Me sumo, don Luis, a la propuesta violinera de Moñino, que últimamente está que se sale....me proclamo palmero de sus geniales iniciativas...

Javier Moñino dijo...

Yo confirmo el comentario de Conch... El Martínez me recuerda que David Moya es realmente David Martínez Moya... ya sabeis que le gustan los nombres completos...