08 julio 2008

Cámaras (casi) ocultas

La he descubierto por casualidad. Ahí está, furtiva y esquinada, en los soportales de la plaza de la Aurora. En un ángulo arrinconadísimo. Sólo le faltan pinturas de camuflaje. Apruebo la colocación de videocámaras en la vía pública, siempre que su finalidad sea la persecución de la criminalidad. Por mí, como si hay que saludar al objetivo cada diez metros. Me preocupa ser controlado tanto como la identidad del padre de Gonzalo Miró (o sea, nada). Pero cuando menos me gustaría que me advirtieran de que estoy en una zona vigilada. Aunque, si lo hicieran, probablemente el método perdería eficacia. Total, de nuevo, la colisión entre el derecho a la seguridad pública y la garantía de los derechos fundamentales sobre la privacidad de las personas. La conciliación de las garantías y derechos de los ciudadanos con la justificación y legalidad de medios y medidas. Y, hablando de legalidad, en España únicamente pueden instalar cámaras de vigilancia en la vía pública los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en el marco de su regulación específica. No lo digo yo; lo dice siempre que lo he escuchado el director de la Agencia Española de Protección de Datos, Artemi Rallo. Y el Ministerio del Interior emite informes que cualquiera puede consultar en el sitio digital.
En el caso que ocupa este posteo, ¿he de suponer que esa videocámara cumple con la legalidad?Cazador, cazado (Foto: Alcázar)

2 comentarios:

mauS dijo...

Pues yo no estoy nada de acuerdo, prefiero posibles ataques terroristas a que tu propio gobierno se dedique a espiar, y observar a todos como si fueramos delincuentes masivos, además no me gustan nada las tecnologías de ciencia ficción que ya se están utilizando en el país que primero te llama y luego te asusta (EE.UU).

Para más informacion, buscad en video.google el documental "Targeting Terror"

Luis Alcázar dijo...

Hombre, si el posible ataque terrorista te llevara a ti solo por delante...
Ocurre que habrá gente que prefiera que su vida terrena se extinga por causas naturales. A mí me da igual que me consideren un delincuente masivo si ello supone recibir más protección y sentirme más seguro.