07 agosto 2008

Campoamor; del Siglo de Oro a Elvira Lindo

Excepto la avenida de las Adelfas y la rambla del Nacimiento, todas las calles de Campoamor llevan el nombre de escritores hispanoamericanos. Es un recurso que debió de resultar útil para resolver el folloncico de ponerle nombre a las calles. Como también lo debió ser el de que los edificios tengan nombres de ríos.

Las primeras vías, de finales de los 50 y 60, encuentran a siglos de oro en sus rótulos: Calderón de la Barca, Núñez de Arce, Lope de Vega, Miguel de Cervantes, Francisco de Quevedo...

Agotados los nombres de los literatos más célebres (en verdad hay bastantes ‘olvidados’), a las calles de los años 70, 80 y 90 les tocó recibir el nombre de autores posteriores a los siglos XVI y XVI: Rosalía de Castro, Miguel de Unamuno, Rubén Darío, Pablo Neruda, Rafael Alberti, Antonio Machado...

Finalmente, a la expansión urbanística atolondrada que allí se registra desde finales de los 90 le ha acompañado un callejero ligero, precipitado e irreflexivo. Hasta Elvira Lindo tiene su calle...

Se ve que a los nuevos pasajes no se les puede dar el nombre de viejos creadores. En Getafe, la mujer de Antonio Muñoz Molina tiene otra calle. Ambos residen en Nueva York. Por si acaso la esposa del académico desconocía que en Campoamor alguien propuso su nombre, testimonio gráfico dejo aquí de ello.

Muñoz Molina tiene la suya también (Foto: Alcázar)

No hay comentarios: