27 agosto 2008

El galipote

En leyendas de la República Dominicana, el galipote es un individuo que puede transformarse en otro animal, en árboles o en piedras. En la historia real de los murcianos, el galipote es ese resto de alquitrán expelido por barcos que acaba en las plantas de los pies de los bañistas.
Es cierto que ya mis plantas no se ponen del color de los empeines desde hace algunos veranos. Al menos en Campoamor. No obstante, sigue habiendo películas de aceite en la superficie marina, lo cual me asquea e indigna a la par. Pero pegotes de galipote, no.
Donde más aguarrás he consumido en mi vida es en Lo Pagán, en la década de los ochenta, cuando me traían de La Llana y playas contiguas. Además, las chanclas acababan con la suela negra y lo mejor era tirarlas directamente a la basura. Y en aquel mar de petróleo nos bañábamos. Y aún lo seguimos haciendo, aunque quizás el aguarrás lo empleen ahora en los barcos...
Puerto deportivo de Campoamor (Foto: Alcázar)

No hay comentarios: