28 agosto 2008

El plástico del aperitivo

Transijo con que el mar arroje desechos naturales a la orilla. Pero que el plástico pueda incluir en su composición derivados de la celulosa, proteínas y resinas no le legitima para ser aceptado en el club de tales residuos. Sin embargo, desde que me bañaba en Lo Pagán con flotador y sandalias de goma, plásticos multiformes han embrollado mi aleteo submarino, con el susto subsiguiente por si acaso aquello era algo más que lo que era.
Los que se proyectan como ecologistas aseguran que el mar es el vertedero del 10% del plástico que se produce al año. Aunque a mí, el que realmente me embravece es el que proviene de los barcos: la típica bolsa de la compra que sirvió para llevar el aperitivo al yatecito y que luego se evita “para que se la coman los peces”...
Este verano, mi repudio a todo ser humano capaz de evacuar plástico por la borda ha encontrado un nivel máximo en el sujeto que por última vez haya tocado cualquiera de las redes agrupadoras de latas que me he encontrado. No podrá el mar desecharlo a él como residuo “natural” a la orilla...
Desechos naturales y artificiales en la playa pequeña de Campoamor (Foto: Alcázar)

1 comentario:

sushi de anguila dijo...

Sus últimos cuatro post, admirado Alcázar, dan en la diana...imprescindibles piezas de denuncia literaria...esos guarreras que lanzan desde sus lujosos paquebotes de 'new rich' las bolsas con los detritus de sus aperitivos, son los mismos gorrinos que arrojan en rios, zonas lacustres o vertederos ilegales los escombros que generan su inmobiliaria, o los espumosos y fecales vertidos de sus fábricas, talleres, factorias o restaurantes chiringuiteros....paradigma de la sociedad de uruk-hai entre la que nos movemos...

Y LO PEOR ES TOPARSE POR PAPARAJOTELAND CON ALGUNO/A DE ESOS SNOBS DEL 'NUNCA MAIS' QUE PERSISTENTEMENTE LLAMA CHAPAPOTE AL GALIPOTE DE TODA LA VIDA...

Abrazaco...