29 agosto 2008

Gel, jabón... ¡y duchaíco a casa!

Pocas playas visito más allá de la de Campoamor, de manera que desconozco si la presencia de duchas públicas sigue en pie o, como en la Dehesa, menguaron todas para regar sólo los pies.
Jamás las utilizo. No porque como los obsesivos ahorradores me lleve a la playa una botella que luego lleno con agua del mar que me sirve para escurrir un poco la arena de los pies. No. Si no estiro mis pinreles debajo del chorro es porque la arena o la sal, de camino a casa, no figuran en mi catálogo de manías.
Si las duchas públicas playeras con agua dulce siguen posteando nuestro litoral, yo cobraría a quienes quisieran usarlas, como en Cambrils. Y de las enanas, las lavapiés, saldría agua salada o no potable, lo que a buen seguro llenaría las urgencias veterinarias de perros con descomposición gastrointestinal...
En todo caso, visitar pocas playas más allá de la Campoamor me priva de observar especímenes como aquellos que se colocaban debajo del caño, hubiera o no cola a la espera, y que se enjabonaban desde la cabeza a los pies. Llamar maloliente, puerco o desaseado a estos ejemplares no es estrictamente atinado, pero todos, excepto ellos, sabemos de qué estamos hablando. No sé por qué, pero si le pido a mi imaginación que me proyecte uno de aquellos modelos, sus características parecen bien definidas: de cuerpo cebado con manteca, lanudo en el pecho y tupidamente velloso en hombros y espalda, más bien alopécico y con un bañador hortera. ¡Ah!, y a un metro o así, con una asistente de similar complexión que le sostiene la toalla para abrazarlo cuando se enjuague...
Ejemplar de ducha menguada. Playa del Barranco Rubio. Campoamor (Foto: Alcázar)

5 comentarios:

Javier Moñino dijo...

La mayoría de las del Puerto de Mazarrón (desde la Azohía hasta Bolnuevo) tienen solo para los pies, aunque las más concurridas tienen también duchas altas.

Para cuando voy en el coche a alguna playica lejana se agradece lo de los pies porque así no me llenan el coche de arena.

Por cierto, vaya una visión final que nos has regalado... creo que esa imagen me acompañará esta noche cuando cierre los ojos.

Baldman dijo...

¿Algún problema con los alopécicos? Cuando sea mayor y tenga un blog, hablaré de lo que me irritan los personajes que tienen cantos rodados en el riñón...

Luis Alcázar dijo...

Ja, ja, ja.

Anónimo dijo...

PORQUE NO HAS VISTO LAS CORTINAS QUE SE BAJAN LAS BAÑISTAS A LA PLAYA!YO ESTE FINDE LO VI EN TORREVIEJA!ES UNA GRAN SABANA, CON UNA GOMA ELÁSTICA ARRIBA, SE METEN DENTRO DE ELLA Y SE CAMBIAN Y SE SUBEN A CASICA CAMBIADOS DE ROPA.LAS DUCHAS ME DIJO PEPE QUE LAS QUITARON PORQUE EL JABÓN LLEGABA HASTA LA ORILLA DE LA PLAYA!

Anónimo dijo...

SI VAS ALLI UN DIA TENDRÍAS PARA ESCRIBIR DIAS Y DIAS EN TU BLOG,TE LO ASEGURO!TANTA