14 agosto 2008

Sin vergüenza con las vergüenzas

Jamás he expuesto mi cuerpo completamente desnudo en una playa. Bueno, sí, haciendo el payaso en el agua con el calzón de baño en la cabeza, pero eso no cuenta... Pasear mi talle en una playa nudista siempre me ha seducido, porque no tengo nada que ocultar... Mas nunca lo he hecho. Ni siquiera he acudido a una de ellas como mirón.
Conforme cumplo años, menos atracción siento por mostrar mi figura estilizada con el badajo al aire (así lo llaman en Nicaragua). No ya por el temor a un picotazo –de insecto-, sino porque el resto de torsos entiendo que deberían ser similares en presentación al mío. Y en las playas nudistas, un tipo Pilar Rubio debe de ser una rara avis...
La otra mañana, haciendo algo así como senderismo por las calas oriolanas encontré una supuesta playa nudista en La Regia. Digo supuesta porque las cuatro personas que en ella había iban más vestidas que yo, que llevaba un pantalón de atletismo y unas zapatillas de correr. Es una cala que hace años acogía en verano las prácticas de instrucción acuática y subacuática de algunas unidades de los Grupos de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra (la ‘Fase de agua’). Cerca de allí, en Cabo Roig, había un destacamento de estos grupos llamado ‘Teniente Morejón’, en honor a un militar que observó cómo una embarcación se dirigía sin control (su tripulante había caído al mar) hacia unos bañistas. La lancha lo arrolló, pero consiguió su propósito de salvarles la vida.
Si el naturismo es “una forma de vivir en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica del desnudo en común, con la finalidad de favorecer el respeto a uno mismo, a los demás y al medio ambiente”, en esa cala no se “ejerce” el naturismo. Si en una de mis caminatas diviso que alguien se anima, lo mismo hasta yo me desprendo del pantalón y las zapatillas y echamos un rato...
La pintada en la roca responde más a un deseo que a la realidad (Foto: Alcázar)

2 comentarios:

sushi de anguila dijo...

Una de las cosas que más me gustaban del verano en el extinto Campoamor de hace dos décadas era ver a esos miembros de las COES pasar remando en Zodiac delante de la playa de los pijos procedentes de más allá de la Torre de la Horadada....mierda de "progreso" que infravalora y aniquila todo lo militar...grande el heroíco Teniente Morejón...recordar su gesta le honra, admirado Alcázar, pero le aconsejo que en los tiempos tan procelosos que corren,donde uno puede ser bi o bo, o trans... desnudarse en una playa junto a un desconocido/a puede tener consecuencias insospechdas...ya no contará usted, Don Luis, si tiene lugar el evento...

Luis Alcázar dijo...

Ja, ja, ja. De momento, en la segunda caminata que me he dado por el paraje, ni nudistas, ni naturistas, ni na...