08 septiembre 2008

El lamparón de los Huertos del Malecón

Murcia. Feria de septiembre. Y en el jardín del Malecón, los Huertos de las agrupaciones folclóricas. Y en los Huertos, la Muestra de vino y alimentación. Y en la Muestra, el lamparón con el que todo quisque termina la degustación. Por más que uno establezca un área electrificada un metro en derredor del cuerpo. Por más que uno sea el guardaespaldas de uno mismo. Por más que uno crea que ha hallado un espacio seguro.
Del lamparón de vino no se libra nadie.
A mi amigo Daciano le tocó en la recta de salida. Casi. (Foto: Alcázar)

2 comentarios:

Conch dijo...

Esta noche me tocará a mí mancharme, verás, no sólo por mi natural torpeza sino también porque voy de blanco... como Daciano, por lo que veo. Es lo que tiene.

Anónimo dijo...

Siempre es mejor un lamparón a que se te caiga la copa al suelo y llenes todo de cristales.
No sé por qué, pero llega un momento de la noche de la cata en que todo el mundo va perdiendo el equilibrio.
Este año llevo ya tres copas hechas añicos en la arena.Pobre vino que cayó al suelo¡¡¡