22 septiembre 2008

Lagartija Nick

En febrero sale la lagartija del agujero. Pero antes, no sé cuándo se mete para despedirse de la luz. La de la imagen, supongo que ibérica (Podarcis hispanica), supongo también que apurando su veraneo en Campoamor, más que indómita parece doméstica. La he observado este verano varias veces, abandonando su galería para exhibirse al sol y zamparse hormigas y otros insectos. Bendita tranquilidad, bendita paz la que proporciona la contemplación simplista del discurrir de una lagartija...
No tiene nombre, pero en honor al grupo granadino, la llamaremos Nick (foto: Alcázar)

3 comentarios:

Javier Moñino dijo...

Me he tirado dos minutos mirando la pantalla sin encontrar la lagartija. Madre mía... voy a apagar el ordenador un ratico.

Saludos don Luis.

Anónimo dijo...

Bilbo, Licaldo, poravor ohj! ohj!

sushi de anguila dijo...

Me encanta ver lagartijas de las distintas especies que pululan por nuestra Región... procuro no asustarlas y me quedo parado disfrutando del momento antes de que se asusten y pongan sus patas y rabo fraccionable en polvorosa...

Siempre las he considerado un animal gracioso, simpático y que me da buena suerte...son, además, utilísimas contra las plagas de insectos...de ahí que todas nuestras especies, por mucho que le cueste creerlo a la gente, estén protegidas por su benéfica labor para el medio ambiente...nunca me ha gustado ni torturarlas, como hacían antes los más burruchos, ni tampoco tenerlas en cautividad en la típica caja..

Siempre que veía alguna antes de un examen (por ejemplo, cuando iba a estudiar a los aularios del campus de Espinardo)sabía que me iba a traer mucha suerte, y así ha sido siempre...lagartija vista, examen aprobado...

Sólo muchos años más tarde aprendí que para los romanos eran, junto con los grillos, dos animales muy habituales en sus hogares cuya presencia dentro de las casas se consideraba un magnífico augurio de buena suerte para toda la familia....

Un abrazo, caballero...