29 octubre 2008

El caucho amortiguador

Columpios, toboganes, balancines, estructuras... De partirnos la crisma, fragmentarnos las piezas dentales y lucir cicatrices con y sin puntos de sutura hemos pasado a rebotar en el suelo de caucho. El pavimento amortiguador de los parques infantiles no sólo atenúa los golpes; evita también resbalones.
Antes, con un columpio, un tobogán y una estructura semicircular era suficiente. Ahora, los parques de nueva generación son impecables. E impolutos. Nada que ver con aquellos hoyos que el roce de las suelas cavaban a los pies del asiento del columpio. O las culadas que en la tierra dura se daba el que tomaba impulso allá arriba (porque a mí me parecía altísimo el final de la escalera), en el tobogán.
Cierto es que no todos los parques infantiles son como el de la imagen. Pero deberían aspirar a serlo. En la evitación de desgracias mayores que un chichón, cuatro puntos y un piño partido no se debería escatimar en partidas. Hay un antes y un después del caucho amortiguador.
Plaza Preciosa. Precioso, para pequeñajos (foto: Alcázar)

1 comentario:

Txemita dijo...

Saludos! he encontrado una web donde se pueden encontrar un buen catalogo de parques infantiles y que creo que os puede resultar de interes. Desde toboganes, columpios, hasta balancines, muelles y casitas de esas donde se meten los nenes a jugar. La verdad es que tiene muy buena pinta, espero que os guste mi aporte al blog.
Un saludo y hasta pronto.