17 octubre 2008

El reclamo disociador del idioma

No gastaré huellas dactilares en escribir sobre la teoría valencianista y la pancatalanista del idioma valenciano. Doy por válido que, según el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, "el idioma valenciano es el oficial en la Comunitat Valenciana, al igual que lo es el castellano, que es el idioma oficial del Estado. Todos tienen derecho a conocerlos y a usarlos y a recibir la enseñanza del, y en, idioma valenciano". Muy bien, de acuerdo, pero ocurre algo: me mortifica no recibir la información básica de servicio público en el otro idioma oficial que, según ese artículo, existe en Valencia: el castellano. Me molesta no encontrar la versión española. Empequeñecer o acallar la lengua que debería unir, no descomponer, me sigue agriando. Y si es la Administración la promotora-ejecutora, más.
Parada de autobuses. Aeropuerto de Alicante (foto: Alcázar)

2 comentarios:

Javier Moñino dijo...

Pufff... menudo temica. Da para un blog por sí sólo. Y lo peor es cuando se impone la utilización de una lengua sobre la otra. En un servicio público, que menos que poner las cosas en la lengua de lugar (gallego, catalán, euskera...), en la lengua del Estado y ya de paso en inglés para los turistas.

Luego en el sector privado que cada uno haga lo que quiera.

Saludos!

PD. Por cierto... Elche es de las pocas localidades cuyo nombre me gusta más en valenciano que en español... Elx... como mola.

Anónimo dijo...

No te olvides de Eivissa. Dan ganas de echar un polvo solo con el soniquete...

PD: Me voy a mi diván.
Bald frog.