28 octubre 2008

La barra encarcelada del Código

Otro arcano urbano: la barra de la planta superior de un local clásico del Tontódromo, el Código. Un espacio encarcelado por barrotes blancos frente a los aseos, esos aseos no aptos para personas de estatura superior a 1.80 metros. Una barra reconvertida a almacén. Una zona de la que de vez en cuando sale un chorro potente de aire, por lo general caliente, que te despeina. Una zona ideal para organizar el típico cumpleaños o fiesta privada, reducida. Un área que desconozco si alguna vez cumplió la función para la que fue diseñada. Un lugar en el que las cajas no hacen caja.
Como el Plaza 3, abre todas las noches (foto: Alcázar)

2 comentarios:

Javier Moñino dijo...

En mi vida he visto abierta y con gente esa barra, ni en los días en los que la zona de abajo está atestada de gente.

Poca explicación le veo.

Conch dijo...

Yo hace muchiiiiiisimo tiempo, las primeras veces que fui yo para allá. Hará unos 10-12 años, mínimo.