01 octubre 2008

"Sospechosos" de ser honrados

“Es desconsolador pensar cuánta gente se asombra de la honradez y cuán pocos se escandalizan por el engaño”. La frase se atribuye al cronista de la alta sociedad británica Noël Coward, que destacó como dramaturgo, actor, director teatral y compositor. Es del siglo pasado, pero bien vale para hoy día.
En Múnich, o no me tropecé con ninguno, o los quioscos no existen. Los únicos periódicos que encontré reposan en soportes como los que ilustran esta entrada. A esos caballetes o carritos el urbanita acude, levanta la tapa de metacrilato, agarra el ejemplar e introduce la moneda. Podría llevarse el periódico sin aflojar ni un céntimo, como en Murcia ocurre con la prensa de distribución gratuita, pero la honradez se conoce que se les presupone a los muniqueses.
Ventajas para el lector: los periódicos son más baratos que en España. Esos elementos que sirven como depósito de reserva de las publicaciones ahorran el eslabón de la comisión que se lleva el quiosquero. Los precios de los que localicé van allí de los 50 céntimos de euro a 1 euro. Seguro que una práctica igual en España ofrecería al final de cada jornada la imagen del depósito vacío, y no me refiero precisamente al de los periódicos...
Gabrielenstraße (fotos: Alcázar)

1 comentario:

Javier Moñino dijo...

Sin contar con que en Murcia seguro que el puestecillo en cuestión acabaría lleno de porquería. Imaginate alguno por la zona de las tascas como estaría después de un sábado cualquiera o después de un Bando de la Huerta.

Gran película para ver la honradez de los pueblos germanos y la picaresca de los hispanos, "Un marco, 14 pesetas"... Se la recomiendo.

Saludos.