07 octubre 2008

A éste no le gana ni Usain Bolt...

Escribía yo hace unos días del tren ligero de Murcia. La semana pasada decidí completar mis carreras matutinas por la avenida Juan Carlos I en paralelo al tren. Quise comprobar si cuando otro Juan Carlos (Higuero) fue más rápido que la máquina, lo fue porque el atleta es eso, un atleta, o porque el convoy, más que ligero es pesado. Pues resulta que le gané. Si Higuero corrió sentido Sur, yo corrí sentido Norte. Por lo demás, sin muchas reglas: los dos arrancamos desde la parte trasera de Aguas de Murcia, él cumple con sus paradas y yo no me detengo si no quiero. Si a los peatones no nos pilla ningún semáforo con el monigote rojo encendido, un mediofondista aficionado humilla a ese ingenio del transporte de personas.
Algo del todo imposible en Múnich. Eso sí es un tranvía. Un AVE urbano. Madre mía. Visto y no visto. Lo retas a una carrera y el rebufo te aniquila en la salida. Qué hermosura. Yo lo atrapé con la cámara de fotos como el que capta un OVNI. Qué disparate...
Yo sigo con mis entregas sobre Múnich (foto: Alcázar)

No hay comentarios: