04 noviembre 2008

Exponer la vida

Con lo difícil que es proteger, conservar la vida, y lo fácil que a algunos les resulta ponerla en peligro voluntariamente. Si, como escribía Carlos Bousoño, la vida es una historia muy bella que siempre termina mal, ¿por qué algunos juegan a adelantar ese final infeliz?

Hace unos años se me metió en la cabeza el deseo de saltar con paracaídas al menos una vez en la vida. Estuve muy cerca de tirar del cordón y desplegar el velamen. Al final desistí. Me rajé. Tuvo más peso el ¿y si tengo la mala suerte de estamparme? que el va a ser la experiencia de mi vida. Quizás gracias a ese acobardamiento ahora sigo vivo. Mi historia terminará mal, como la de todos, pero podría haber terminado antes. Quién sabe.
Pensaba yo en estas cosas el domingo, cuando pasé por un aeroclub. Yo vuelo por “necesidad”, pero otros vuelan por “placer”. ¿Qué necesidad tengo yo de volar por placer? Ninguna. Pero otros se conoce que sí la tienen. Aun cuando su historia puede terminar antes de lo que lo haría si no volaran. Ellos mismos.
Ni salto en paracaídas, ni puenting, ni gaitas (foto: Alcázar)

3 comentarios:

Estrella de Orión dijo...

Estimado Luis,
Después de un tiempo visitando tu blog, me animo hoy, a escribir un comentario.
Pues hay 3 cosas que siempre he dicho , que no voy a hacer en esta vida.
- Saltar en paracaídas, es una de ellas. Y eso que, ya son varias las proposiciones que he tenido.
- Otra es volar en avioneta.
- La 3º, en helicóptero, no la he cumplido. y para colmo lo hice en condiciones climatológicas poco propicias.Sobrevolé un glaciar y un fiordo. Y la experiencia fue mágica, intensa e inolvidable. Me alegra haberme atrevido, a veces sí merece la pena arriesgarse... Me han recomendado un tour en helicóptero por otra maravilla natural: el Gran cañón. Ya sabes si tienes oportunidad y te animas...
Un saludo

Luis Alcázar dijo...

Ni la primera, ni la segunda ni la tercera... Y no es una cuestión de oportunidad o de ánimo: es que o es una cuestión de necesidad, o nada. Soy capaz de arriesgarme, claro que sí, pero a hacer otras cosas.

Wunderk dijo...

Estoy contigo, Luis, ni avionetas, ni helicópteros, ni paracaídas, "ni puenting ni gaitas" como dices tú.