17 noviembre 2008

La 'pesepé'

Cuando Moñino me hablaba de la pesepé (PlayStation Portable o PSP) yo oía, pero como el que oye llover. Igual que cuando otros amigos hablaban de “echarse unas partidas a la pley”. La última partida de un juego de ordenador la eché hace siglos, en un Amstrad CPC 464. Sin embargo, el entusiasmo que le ponía Moñino a su exposición me llevó a pedirle que me mostrara ese cacharro una tarde. Y aquí estoy, siglos después, modernizándome, poniéndome al día en esto de las videoconsolas portátiles, en el inabarcable mundo de los videojuegos. Con un matiz: he entrado en este universo de imágenes y sonidos con la excusa del ejercicio mental y memorístico. Los pocos ratos ociosos que tengo los ocupo con un par de juegos: uno, Buzz!, de preguntas y manejo de conocimientos generales; otro, Echochrome, de laberintos en tres dimensiones, con perspectivas tramposas que entrenan el cerebro. Y quizás sea una sugestión, pero creo notar que mi materia gris funciona una pizca mejor que hace un mes. Algo que no era muy difícil, por otro lado...
A veces sueño con el maniquí errante del Echochrome (foto: Alcázar)

2 comentarios:

Javier Moñino dijo...

Alcázar, no quiero amargarte más... pero van a sacar un nuevo Buzz que parece que va a ir más enfocado a entrenar el cerebro.

Qué guapa está la PSP.

Saludos.

Luis Alcázar dijo...

¡Lo sé, lo sé! Lo tengo controlado: con rompecabezas de todo tipo. Mucho más entretenido que tanto jueguecico de campos de batalla (algunos son cojonudos, lo admito)