20 noviembre 2008

Pornografía infantil, NO

Por mucho que me detenga a pensar en ello jamás alcanzaré a situarme cerca del grado de degeneración, vileza y aberración al que llega un paidófilo. Ya sólo el hecho de intentar aproximarme a su mentalidad me provoca arcadas. Me repugna cualquier tipo de abuso, pero cuando el sometido, el humillado es un menor indefenso, inocente, me engorda la vena de justiciero.
Con la de cosas que pueden hacerse en esta vida y que haya gente que la dedique a encarnar la degradación. Hoy, Día Internacional del Niño, espero que si un pederasta busca en Internet vocablos como "angels", "lolitas", girllover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy", "feet boy" o "preteens” se encuentre con este posteo de expresión de la mayor de mis repulsas.
Con esta entrada me adhiero a la iniciativa de los blogs La Huella Digital y Vagón-bar.

1 comentario:

Javier Moñino dijo...

Excelente don Luis... Voy a imitarle... este cartel va directo a mi bitácora.