21 noviembre 2008

Querer no siempre es poder

No, si por querer...
El norte de la ciudad de Murcia está repleto de viviendas en venta. Se conoce que algunos propietarios no se han percatado de que no es época de bonanza. Pura conjetura mía. Porque si no, precios como el que en una de mis carreras me he encontrado antes de llegar a El Puntal, a la espalda de la calle hermanos Serrano Tortajada, no me cuadran.
El propietario (o copropietarios, porque se postulan en plural) advierte de que quiere vender. Normal. Pero, hombre, ponga usted algo de su parte...: solicitar una fortuna no es la mejor manera de llamar la atención entre iguales. Con el pretexto de los “desarrollos del norte”, cualquier inmueble construido desde Abenarabi hacia arriba parece tener patente de corso para pedir un pastón por perfeccionar el contrato. O eso, o el dueño no tiene prisa por enajenarlo y espera a que escampe la crisis; o cree que algún cándido puede picar; o, sencillamente, no quiere venderlo...
El adosado está al norte, muy, muy, muy al norte... (foto: Alcázar)

2 comentarios:

Conch dijo...

63 kilos. Ahí. Con un par.
Cuando desaparezca el cartel o si bajara la cifra, avisa.

supersalvajuan dijo...

Demasiado barato.