04 diciembre 2008

El "aifoun"

Suena a tópico. Suena, porque lo es. Pero es cierto: a mis días les faltan horas. O a mis semanas les faltan días desiertos de ocupaciones. Lo último que se me ha metido en la cabeza, lo necesito, es un teléfono o agenda electrónica con acceso a Internet. Soy de ideas rápidas o, por mejor decir, de toma rápida de decisiones. Y me he decidido por un iPhone, el teléfono de Apple. Y en ello ando, sopesando cosas que cuando las sopeso creo que puedo estar sopesando fruslerías (si lo elijo de 8 ó 16 gigas, si contrato una conexión a Internet que me cueste 15 ó 25 euros mensuales, si lo aseguro o no...). Y en ello ando, como otros andarán en otras menudencias. Pero esto se ve que es la vida.

Hoy me lo regalo, aunque aún no sé en qué establecimiento comprarlo (foto: Alcázar)

2 comentarios:

Javier Moñino dijo...

A ver qué tal te va con el aparatejo. Como ya sabes, yo espero que me traigan el de 8Gb en la tienda que hay cerca de mi casa.

Puede ser hoy mismo, puede ser la semana que viene.

A ver si chocamos 'aifons' este fin de semana.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Acabo de detenerme en tu blog más tiempo del acostumbrado, y he podido disfrutar del artículo 'Le puede pasar a cualquiera...'
Lo cierto es que una noche como esa podría perfectamente pasar a la historia de la mente humana, como algo anecdótico. Para quien "compartía" contigo la noche quedó la misma sensación de querer detener el tiempo...Pero como tú bien dices, el tiempo es algo que no se puede detener...Y el desear cerrar los ojos en 'La puerta del Toro', y abrirlos en un barexito de Galicia (sea Ourense, sea A Coruña) frente a una tablexa de pulpo...fue otro sentimiento mutuo..
Bx