02 diciembre 2008

Uno menos...

Siguen sin captar el mensaje. Mi particular galería de trofeos de caza no parece apocar a los mosquitos mutantes (en realidad, a las mosquitas, que son las que pican). Cada vez hace más frío, y la creencia de que en invierno desaparecen ha desaparecido. Incluso la creencia de que es al amanecer y al anochecer cuando se animan más a clavar su probóscide. Nada. Todo mentira. Aquí siguen.
Amoniaco para las picaduras (foto: Alcázar)

1 comentario:

sushi de anguila dijo...

ZZ...PAFFF!!! (golpe zapatillero) Ese es el precio que hemos de pagar por nuestras calefacciones...la pervivencia de las especies tropicales fuera de temporada...tomates, melones y mosquitos todo el año...sing o' the times...que diría Prince...