30 marzo 2009

El profesor Sidya

¡Pero bueno! ¿Cómo es posible que ningún partido político haya incorporado a sus filas al profesor Sidya? ¿En qué estamos pensando, hombre? “Todo es posible. Resultado garantizado”, dice. Pero, ¿qué resultado garantiza? Porque si todo es posible... El fulano trabaja 14 horas diarias, las cosas como son. Capta mi atención que entre los problemas sin solución figuran la “suerte” y la “mala suerte”. ¿La suerte es un problema? La mala suerte, seguramente. Pero la suerte, así, a secas... Ni siquiera entendiendo que la suerte, así, a secas, sea una circunstancia favorable, puedo entender que constituya un problema. ¿La suerte favorable es un problema? Se conoce que en la África del ilustre Sidya, sí. Me entregó la cuartilla publicitaria un menda de unos cuarenta, negro, con gafas de metal. A las puertas del Cortinglés de Gran Vía. Y lo mismo que en otros casos similares, mi pregunta es: “¿Pica alguien en este tipo de anzuelos?”.
También ayuda a los “emfermos” (imagen escaneada: Alcázar)

2 comentarios:

Javier Moñino dijo...

Impotencia(sexo).

No quiero ni pensar qué hará el colega para curar la impotencia.

Conch dijo...

Ay, Moñino, me lo has quitao!