23 abril 2009

Apple: lo normal, extraordinario

Apple convierte en extraordinario lo que debería ser normal. En sólo una semana, la compañía de la manzana me ha demostrado que aún hay empresas, por colosales que sean, que responden como el cliente espera que lo hagan. O mejor.
Un día antes de lo que el entramado técnico de Apple me comunicó, tengo un nuevo teléfono en mis manos. No pude abrazar al mensajero de UPS que me lo trajo a mi casa porque se anticipó a la mañana prevista...
En una carta, Apple asume que el problema detectado se soluciona reemplazándome el aifoun, no me cobra un céntimo (está protegido por la garantía) y me da las gracias por seguir confiando en la empresa. Lo justo, lo lógico, convertido en excepcional, inusitado. A mí me ha conquistado y ya he decidido abandonar mi PC por un Mac.
He leído en el New York Times un artículo relativo al éxito de las tiendas de Apple en Estados Unidos. El resto de la industria tiene problemas en sus tiendas propias. Apple, no. Las Apple Store ya generan el 20% de los beneficios de Apple, con un crecimiento del 42% respecto del año anterior. ¿Por qué? Entre otras razones, por la excelente atención prestada al cliente; un ambiente en el que nadie te atosiga si no quieres que lo haga; un ambiente en el que puedes probar todos los productos de Apple sin que te sientas vigilado; un ambiente en el que incluso los trabajadores ¡te aplauden por entrar!
¿Habrá experiencias particulares desagradables con Apple? Posiblemente, pero yo no las conozco. Es que hasta el teleoperador técnico ha conseguido que recupere mi agenda de contactos...
Hace ya bastantes meses, algún compañero de la universidad me envió el enlace a un discurso del fundador de Apple. Un discurso que ahora, después de esta experiencia, he recuperado. Un discurso cuyo texto alguien ha transcrito en este enlace. “No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior” es una de las frases de Steve Jobs. Un discurso que, al menos una vez al año, recomiendo atender. Por convertir en extraordinario lo que debería ser normal.
He recuperado todos los números de teléfono, je, je... (foto: isotipo de Apple)

8 comentarios:

ZiRRuS dijo...

Pues sí, estoy de acuerdo completamente. Ese es el filón de apple, hacer extraordinario algo normal, o incluso algo que ofrece menos que lo normal (como el nuevo suffle).

Muchas empresas deberían aprender de Apple.

Nos vemos!

Conch dijo...

Igualico que Telefónica...

Te recuerdo que hace dos semanas yo chateé contigo desde el Apple Store de Miami Beach... y lo calificamos de "El Paraíso", eh?

Una gozada: horas y horas consultando mi email y mi facebook desde un precioso macbook air blanco... hasta escribí un post!

Javier Moñino dijo...

Por la experiencia que tuve mi querido Felipe ya te comenté que funcionan de maravilla en el servicio de atención al cliente.

Te mandamos saludos un servidor y Joaquñin Soler, que lo tengo aquí a mi lado.

PD. Óscar Cervantes, Soler y un servidor nos preguntamos por qué hostias dices Apple y no Manzana... ¿es este el final de nuestro querido Alcázar?

PPD. Cervantes me apunta que ha estado hoy en el camping donde celebraremos la boda y que si el jueves que viene hace el mismo día que hoy lo vamos a flipar. No veo el momento, Alcázar... es que no lo veo...

Luis Alcázar dijo...

No veo el momento yo tampoco; es que no lo veo... Va a ser lo más parecido a Miami Beach que encuentre este verano...
Escribo Apple y pronuncio "aple", ja, ja, ja. No es el final de Alcázar, Dañino. Me acompaña una leyenda negra, cuando la flexibilidad, tolerancia y talante lingüísticos son mis cartas de presentación.

Antonio Rentero dijo...

Lo de Apple es que es increíble, como bisn resaltas, convierten lo que DEBERÍA SER habitual en extraordinario: que te traten bien.

Yo ya estaba decidido a saldar mi portátil de pantalla panorámica de 17" y mi miniportátil de estos barateros que llevo a todas partes en un minimacutillo apra pillarme en USA el nuevo miniportátil de Sony VAIO... cuando veo en el Gadgetoblog de El Mundo la foto-rumor del hipotético netbook de Mac... y como en las pelis de pariódicos antiguas me grito a mi mismo "PAREN LAS MÁQUINAS!!!".

El discurso de Jobs lo bloguée en su día bajo el título "Conectando los puntos", una de las muchas ideas-fuerza que transmite en ese discurso absolutamente magistral en el mas puro y estricto significado del término.

Lo etiqueté como "filosofía", pq me aprece que transmite algo que trasciende la mera experiencia del cabecilla de una empresa tecnológica. Un discurso que meree la pena releerse/revisarse al menos una vez al año.

Luis Alcázar dijo...

Rentero, ¿con qué te manejas ahora, pues? ¿Eres maquero? No es una Apple Store, pero es lo más parecido: me refiero a lo que hay junto al bulevar Cetina. En la FNAC supongo que también se manejarán correctamente con los Mac. Y, si no, a la Apple Store, pero cibernética.

Antonio Rentero dijo...

Pues como decía me menejo en PC aún, con un portátil Fujitsu-Siemens de pantalla 16:9 grandota y un Asus eeePC de estos chiquitajos con pantalla de 7" que es un poquico limitadico pero es lo único que me cabe en una bandolera de esas chiquitajas que llevo casi siempre, compartiendo espacio con la cámara, el iPod Nano (el modelo anterior, el cuadradote, el nuevo no me va nada) y el último juguete, un libro electrónico de Sony (el PSR505), traído de esos extranjeros a mitad de precio de lo que vale aquí.

Esa es la jugada que quiero hacer con el miniVAIO (VGN-P530H/Q), que me sale por 356 € cuando aquí valdrá cuando salga 999 €.

Así que ya sabeís, si alguien quiere un par de portátiles en buen uso... por cierto, el Fujitsu-Siemens tiene un par de años pero tiene algo que adorarán los más exigentes: tarjeta de video dedicada!!!

Antes de pillarme el Asus me juré que el próximo ordenador que me COMPRARA sería un Apple... y me consuelo con que no me ha costado nada, es regalo de Movistar por pasarnos desde Vodafone y contatar con ellos tb las líneas de datos :-)

Si lo del Apple netbook fuese algo más que un "wannabe" de rumor quizá me esperaría y empezaría a ahorrar, a sabiendas de que NO iba a costar precisamente 300 € pero ese chisme, de existir, o vería la luz al menos hasta Navidad, y luego seguro que de los 700 € no baja... prefiero no esperar tanto aunque ello suponga postponer mi entrada en el mundo Apple.

Pedro Moya dijo...

Enhorabuena, Luis. Finalmente, tantos sinsabores han merecido la pena. Y tomaremos cumplida nota del excelente comportamiento de 'Apple' con sus clientes. Una de las mejores maneras de triunfar en un mercado competitivo (y el de la telefonía es de los pocos que lo son realmente) es ser capaz de proporcionar un buen servicio de atención al consumidor. Lo dicho, tendremos en cuenta tu experiencia.