21 mayo 2009

Los "slippers"

Uno de mis mejores amigos tuvo la valentía de calzarse el otro día, como invitado en una boda, los zapatos que aparecen en la imagen. Valentía y osadía, porque esos zapatos (o zapatillas, aún no sé realmente qué son) fueron una de las comidillas de la jornada.
Entre canapé y canapé; entre coplilla y coplilla cantadas desde mi mesa; entre visita y visita al aseo; entre ron y ron postreros, durante algunos segundos pude apreciar que parecía un calzado clásico, tirando más hacia zapatillas de andar por casa a lo finolis, de terciopelo, con suela de piel y el bordado que se aprecia en la foto.
He estado indagando y, salvo opinión más formada, sostengo que mi amigo lucía unos slippers. Dicen que están de moda en los círculos más selectos de Europa. Que su origen está ligado a la aristocracia británica, que utilizaba este tipo de calzado para estar cómodamente en sus mansiones, y que se pueden combinar con un aspecto informal o con un traje de noche. Yo debo de ser tan paleto que no los conocía. Ahora los fabrican en Alicante y los distribuyen desde Madrid. Y el bordado se puede personalizar. Flavio Briatore lució unos, personalizados, en su boda.
A mí aún no me cautivan. Más que valentía y osadía, calzarme unos slippers lo catalogo una temeridad. Pero dadme tiempo, dadme tiempo que soy capaz de plantarme en el concierto de AC/DC con unos...
Dicen que los puso de moda el actor David Niven (foto: Juanito)

16 comentarios:

Conch dijo...

¡Qué cosa más pija y más horrenda!
¿Eran slippers o scalpers? Porque nuestro amigo sushi de anguila (que, según él, no es pijo) hace poco me ilustró en eso de llevar pantuflas pa salir (y además pensar que es guay).

http://www.scalpersblacklabel.com/?lang=es_ES

sushi de anguila dijo...

Estoy contigo, Luis, y con Conch... no sé si me maliterpertaste, pero mi alusión a los scalpers era una coña marinera. A mí me parecen muy propios par estar cómodo en tu castillo de la campiña británica luciendo batín... y punto, no para ir a bodas, los toros, el hipódromo o la disco, como hacen los (ellos sí) pijísimos dueños de Scalpers (literalemnte, "cortadores de cabelleras"... me mola el nombrecico) que no son otros que .... tachán... tachán... Rafa MEDINA (actual duque de Feria), Rosauro Varo y Ávaro Muñoz Escassi, casi ná al aparato...

El origen, lo explican ellos...

"Scalpers tiene su origen en un pequeño atelier creado por un grupo de amigos para comercializar corbatas exclusivas confeccionadas con los mejores materiales. La empresa fue creciendo y fieles a nuestros orígenes, ampliamos nuestra oferta desarrollando un servicio de sastrería y camisería a medida utilizando siempre telas de las casas más prestigiosas del mundo. Dado el éxito obtenido con nuestro pequeño atelier y con las corbatas exclusivas, decidimos ampliar la oferta abriendo nuestra tienda un año más tarde y como consecuencia la primera colección PRET A PORTER. Uno de los emblemas de la firma Scalpers son sus conocidas y prestigiosas slippers. En la actualidad forman ya parte del grupo de productos Black Label que comercializa Scalpers en sus tiendas de Madrid, Sevilla y Bilbao.

El tipo de calzado denominado slipper, tiene su origen en el siglo XIX, cuando los aristócratas ingleses, optaban por un tipo de calzado cómodo cuando llegaban a casa. Cambiaban sus oxfords por un zapato exquisito de terciopelo con suela de piel - más cómodo - el cual adornaban con sus inciales, emblemas, y escudos bordados en la pala del zapato. Es el Principe Alberto, consorte de la Reina Victoria, quien los populariza y quien consigue que algunos los denominen Albert Slippers".

Lo mejor, que te los puedes personalizar a tu gusto... lo peor, el precio: de 200 del modelo básico sin bordados hasta los 400 eurazos que lacanzan los que te venden ROsauro, Escassi y Medinita... pero bueno, si no fuera tan exclusivo y pudiera llevarlos todo el mundo, no tendría tanta gracia para estos seres selectos...

Ya tenemos un tema más sobre el que parlotear divertidos como comadres en el Mentidero... beso a la dama y abrazo al gentleman...

Conch dijo...

Corazón (sushi), no, sólo quise decir que gracias a ti (indirectamente) me enteré de lo que eran unas scalpers. No he dicho que te gusten, que además... como os vea a uno de los dos con eso puesto, dejo de hablaros por mucho que os quiera, eh?!

sushi de anguila dijo...

Tranqui...antes me hago de ZP y del Mandril!!! Eso sí, el día que te invite en mi castillo del Loira a merendar profiteroles rellenos de paté de ciervo, te pediré que te traigas los tuyos puestos, porque haberlos de moza, haylos también...

Un besico de David Niven (lo adoro, ya ves...).

Saramago dijo...

Dile a tu amigo que va hecho un adefesio con ese look. Si es el de la foto, es que hace daño a la vista. Son un quiero (ser aristocrata) y no puedo (sigo siendo un currito que va de pijo). de verdad, NO, no os los pongais, son horrendos, y mas en una boda. Casi un insulto a los novios, solo equiparable a las camisas moradas y granates, quitarse la chaqueta en la cena o levantar el pañuelo gritando "la novia, la nocia, la novia es cojonuda..."

Conch dijo...

A sushi: La llevas guapa! Jajaja ¿Acaso te hago yo venir a mi casa con Converse? Castillo en el Loira no tendrás, pero capaz eres de currarte los profiteroles de los que hablas. Y yo... donde estén unos pastelicos de carne con unos quintos, que se quiten los buñuelos de puturrú. A mí me perdonen.

sushi de anguila dijo...

Las Converse me molan, Gnat-Girl, otra cosa es que yo sea de los que prefiere llevar los pinreles siempre de la manera más cómoda... por mí, desde luego, se van a ahorrar la operación de juanetes... y ya sabes tú que igual me como una pechuga de avutarda glaseada a las uvas del Kilimanjaro que un buen bocata de jurelillos con tomate y olivicas negras cortás metío to'junto en pan de carrasca...

será por hambre....

Antonio Rentero dijo...

Yo en estas cuestiones sigo religiosamente la siempre acertada opinión de El Aristócrata

http://www.elaristocrata.com/2008/06/el-ritmo-alocado-del-tiempo-que-nos-ha.html

blog de referencia para temas de estas índoles. Los slippers son para estar en casa y punto:

"la mezcla del modelo Albert, en sus versiones más tradicionales, con el esmoquin ha sido siempre frecuente entre los caballeros más atrevidos. No obstante su uso nunca debe ser alternativo al del zapato. La casa es para las slippers lo que la calle para los zapatos. Es por ello por lo que debemos huir de la moda más reciente de vestirlas con vaqueros o con cualquier otra prenda"

Dejando a un lado esa evidente limitación de uso, incluso para estar en casa a mí los slippers no me gustan absolutamente nada. Si estoy solo me pongo unas zapatillas en invierno (las tradicionales de pañño "abueleras" o unas Nordikas), en entretiempo unos tradicionales alpargates y en verano unos Domyos japoneses del Decathlon

http://es.decathlon.com/common/images/a/classic_asset_6714233.jpg

Si recibes en casa, por muy cómodo y aristócrata que seas o quieras ser, te pones unos zapatos cómodos y acordes a la ocasión, pero acudir a un compromiso social con unas zapatillas de andar por casa, por muy elegantes que sean, me parece totalmente fuera de lugar.

Afueraparte, si era por la noche el traje claro es totalmente inadecuado.

Luis Alcázar dijo...

Rentero, gracias por esa recomendación, la del blog http://www.elaristocrata.com.
A propósito, queridos, os comunico que en una tienda que hay entre la plaza del Romea y Santo Domingo (lateral de Máximo Duti), hay "slippers". Bueno, en realidad hay "scalpers"...

Antonio Rentero dijo...

A mandar, querido Luís.

El día que sea rico empezaré a usar ese blog como Biblia, de momento no puedo permitirme esos armarios llenos de trajes y camisas y zapatos y corbatas... en cualquier caso es muy útil y una delicia leer tanta información acertada de gente con tan buen gusto y criterio.

AmiJulio dijo...

A mi me gustan, son bastante estéticos, son bonitos.
Y por supuesto, preferiría que toda la gente llevara éstos zapatos, antes que la ingente cantidad de sandalias que empiezan a aparecer por Murcia en éstas fechas, eso si que daña la vista.....

Anónimo dijo...

POR DIOS, como podeis ser tan...
Luego hay "garrulos" como decís en Murcia, que os vais a comprar la ropa fuera de vuestra ciudad, porque será que sois un pelín CATETOS??
No me extraña que este blog sea de un murciano...

Anónimo dijo...

??????????????????????????????????

Luis Alcázar dijo...

Al menos aquí, "Anónimo", sabemos distinguir el "por qué" del "porqué"...

Javier Moñino dijo...

Acabo de hacer una prueba en la web que facilitas, Luis... para ver a cómo salen los zapaticos del capullo.

Sólo diré que 195 euros por unos zapatos, que además son feos de cojones, me parece una obscenidad. Dicho desde el respeto máximo, que quien se quiera gastar ese dinero en unos zapatos así que se lo gaste.

Saludos cordiales.

Conch dijo...

Tengo que pasarte un par de fotos de un escaparate de Roma...