21 junio 2009

"Todo es posible". Lo dice Dembo

Otro más. No hay quinto malo. O sí… El quinto vidente africano se ofrece básicamente para solucionar lo mismo que los cuatro anteriores, con un par de particularidades: una, la propiedad profiláctica que dice tener para con la "mala gente y mal carácter de tu pareja", apostillando que "todo es posible"; la otra, la moderación en el tiempo de cumplimiento de sus hechicerías: nueve días. Cabe recordar que hasta la aparición de Dembo se había entrado en la espiral del yo lo soluciono en menos tiempo. Ahora, acaso porque alguien haya comprobado que tres o seis días no son suficientes para fugarse sin dejar rastro, Dembo fija su garantía de remedio en nueve (tampoco matiza si los resultados son positivos o negativos).
Este hatajo de iluminados merece, como poco, un trabajo periodístico de esos que encajan en programas del tenor de
En el punto de mira. Ahora bien, para ahuyentar a periodistas que persigan informaciones de interés público ya está el Tribunal Supremo, que ha considerado el empleo de cámaras ocultas, sin consentimiento del interesado, “una intromisión ilegítima en la esfera de la intimidad que no está justificada por el ejercicio del derecho a comunicar libremente información” (aquí la sentencia; y aquí, reacciones).
-Dembo, escuche, ¿me autoriza a grabar una sesión suya de videncia-magia?
-Todo es posible.
-¿Me puedo llevar de paso a mi pareja? Es que tiene un mal carácter que no vea... A ver si puede usted hacer algo...
-Piiii, piiii, piiii...
Euclides consideró “perfecto” el número 6 porque sus divisores propios (1, 2 y 3) suman 6. ¿Alcanzará Murcia la “perfección” en videncia africana?
A Dembo lo ha encontrado Conchita (escaneo: Alcázar)

1 comentario:

Conch dijo...

...O él me encontró a mí.