11 febrero 2010

Fenómenos Extraños

El primer recuerdo que tengo de Fenómenos Extraños me sitúa en un aula del colegio marista de La Merced, entre el río Segura y el Malecón. En primero de BUP (14 años), a los alumnos nos sentaban en filas individuales, siguiendo el orden alfabético de nuestro primer apellido. La “A” de Alcázar me condenó a recibir proyectiles húmedos de estornudo de profesor y a mantener la atención (sólo había varones en mi clase, con lo cual mis hormonas entraban en letargo cada vez que el docente cerraba la puerta acristalada). Yo era de los pocos nuevos allí, recién llegado del asilvestrado –bendito- ambiente del García Alix (hoy, Federico Arce). De repente, en una hora de Lengua y Literatura noté un toque en la espalda. Por el lado pegado a la pared, un compañero me entregó un papel apretujado. Lo escondí entre las páginas del manual y cuando lo abrí, leí:
“¡Mamá, y mi camiseta! / Mañana tengo partido / Nene, ¡cállate ya! / ¡No paro de frotar! / ¡La mancha no quiere saltar!".
Pensé: “¿Qué capullo es esto? ¿Dónde está la buena fama de Maristas? La gente ha perdido la cabeza aquí, tan joven...”. La verdad es que no pude contener la sonrisa silenciosa. Y nuestro tutor, Blas López, se percató de mi distracción.
-¡Alcázar, entrégueme eso que se trae entre manos!
-Ehhhh…
Blas está, acaso, entre los tres mejores profesores que he tenido. Agarró la nota, la miró, sonrió hacia dentro, se la quedó y prosiguió con la explicación.
Quien me había pasado el texto era, es, José Francisco Campillo Montes, bajista de una banda que comenzaba a componer sus primeros temas. Un grupo al que después vi teloneando a Mano Negra y a Amistades Peligrosas. Pero lo llamativo no es esto, sino que en ambos conciertos, el público gritara que no quería ver la actuación del cabeza de cartel, sino que prefería que Fenómenos Extraños siguiera actuando.
-Nene, si te has reído es que la letra es buena –me dijo Campillo.
La banda alcanzó notoriedad más allá de la región de Murcia. Yo le grabé cintas a un montón de amigos y de chuquis que vivían en Madrid. Incluso en aquel programa amarillista de Tele 5, ¡Qué me dices!, emplearon sus canciones como música envolvente de algunas piezas. Al grupo lo fichó Avispa, a fin de promocionarlo en toda España, pero según me contaron los hermanos Campillo, la compañía los retuvo cinco años sin posibilitarles la edición de nuevos discos, sin posibilitarles incluso actuar. En este enlace, cualquiera puede descargarse su discografía.
Sólo le he pedido en mi vida una vez a un artista que me dedique una obra suya. No lo hice para mí, sino para una universitaria que me encantaba. Sin demora, los componentes de Fenómenos Extraños emplearon todo su ingenio humorístico en dedicarle el cedé que ilustra esta entrada. Y aunque algo debí de hacer yo bien para que aquella joven se decidiera a compartir tiempo conmigo, siempre he pensado que aquel pequeño detalle fue determinante.
Mañana, Fenómenos Extraños celebra su vigésimo aniversario. A la sala Valhalla de Murcia acudiré para compartir tiempo con sus componentes, con sus seguidores, con mis amigos. Me retrotraeré dos décadas y seguro que vuelvo a acordarme de mi primer contacto con la banda. Pero esta vez seré yo el que le pase a José Francisco un papel apretujado.

4 comentarios:

Vicente Capapé dijo...

Grandes, muy grandes los Fenómenos. Y Campillo es un crack, además de murcianista, jejeje

Anónimo dijo...

Punk, Punk, Punk en la panadería... !el panadero se ha vuelto loco!, comentan asustados en el vecindario. Si!, se ha puesto una cresta y un pendiente. No es un panadero corriente.Es un panadero punk.


No lo niego, no lo niego: vendo cupones y no soy ciego...

Aprieto mi paquete en un pequeño tanga. Tengo un buen polvete, comentan por La Manga.

y mas...
A.

Anónimo dijo...

A MI GRAN AMIGA MARINITA LE CHIFLABAN, YO ERA MÁS DE ALEJANDRO SANZ, MODESTIA APARTE... EN FIN QUE TIEMPOS AQUELLOS; NOS ENCANTABAN A TODAS! SUPONGO QUE PORQUE AL IGUAL QUE TÚ EN MI COLE SOLO HABIA NIÑAS, YA TE PUEDES IMAGINAR TODAS COMO CABRAS DETRAS DE LOS ÑIÑOS...

PEDRO GARRIDO dijo...

Que bueno!!! Que tiempos! Gracias a tod@s!!!