15 febrero 2010

Un desajuste de quince meses

El 3 de octubre de 2007 el ayuntamiento de Murcia comunicó que a principios de 2008 comenzaría la construcción del aparcamiento subterráneo en la avenida de la Libertad. Si estimaba la duración de las obras en 11 meses, el cálculo era sencillo: a comienzos de 2009 estaría finalizada la obra. Hoy, trece meses después de la fecha de inauguración prevista, las obras del parking siguen ejecutándose. La concejala de Seguridad y Circulación, Nuria Fuentes, ha declarado que se terminarán a mediados de abril.
Son
conocidas mi indulgencia y conformidad en relación con las obras en la vía pública, siempre y cuando el resultado mejore el previo. El fin es más poderoso que las molestias, que en el caso de este aparcamiento, doy mi palabra que para mí han sido inaguantables algunos días -trabajo a ras de calle, a menos de dos metros de la taladradora que jornadas completas ha perforado el hormigón-. Además, que Manolo Clavel sea el arquitecto garantiza que el resultado mejorará el previo. Sin embargo, más que las molestias sonoras (y táctiles, porque temblaba el suelo, la ventana, mi mesa, el ordenador...) lo que me fastidia es el desajuste entre la previsión y el estreno. Con esta obra y con todas. La promueva la Administración que sea. Porque la sensación de cabreo se mitiga si se conoce la fecha en que el enfado se apaciguará definitivamente. Y quince meses de desajuste, de enfado imprevisto son, en mi opinión, muchos.
A dos meses y algún día del último cálculo (foto: Alcázar)

3 comentarios:

Javier Moñino dijo...

Si esa calle sale como se ve en la maqueta, va a estar guapísima y será sin duda uno de los puntos a tener en cuenta de la ciudad.

Luis Alcázar dijo...

Ocurrirá como con las enfermedades, dolores, operaciones...: una vez superados tenemos tendencia a olvidarlos. Y si encima el resultado es hermoso, como será, ni en una sesión de diván recordaremos estos meses de “agonía”.

Antonio Rentero dijo...

Lo mejor será cuando dentro de unos meses o años (pocos) vuelva a estar toda esa calle de obras pq decidan que:

a) los parterres molestan para que pase por ahí el Entierro de la Sardina

b) el tráfico es un caos y hace falta volver a abrirla a los coches

c) las baldosas se llenen de agua por debajo y salpiquen al andar

d) todas las anteriores.

No te arriendo la ganancia del puesto de trabajo, Luís ;-)