10 marzo 2010

Descontrol en el jardín del Salitre

Si el jardín del Salitre (o de la Pólvora) está "controlado" por cámaras de videovigilancia, ¿por qué todas las noches, a las diez, cinco o seis perrazos sueltos atemorizan, asedian e incomodan a quienes, como yo, les tenemos espanto? Los dueños charlan en corrillo, tranquilamente, meneando las correas. ¿No iban a servir las cámaras para evitar -también- que se cometieran infracciones?
Ingenuo soy: las imágenes las recibe la Policía Local...
Advertencia en una farola del jardín (foto: Alcázar)

1 comentario:

Manuel Segura dijo...

Compartimos el pánico a los canes. Y el desprecio por algunos de sus amos.
Salud, Luis