11 abril 2010

Otra "aventura" más con la Policía Local

Tres horas y cuarto antes de que el desfile del Entierro de la Sardina partiera desde la otra punta de Murcia la Policía Local había cortado a los vehículos la posibilidad de acceder a mi calle. Los agentes sí permitían salir de ella. Únicamente cuatro horas después del corte de tráfico, una de las dos calles perpendiculares a la mía serviría para que los participantes en el desfile acudieran, ya fuera del itinerario oficial, a la zona de la ciudad en la que ardería la Sardina. Sin detener la marcha, a los cuatro uniformados les comenté que tan sólo pretendía estacionar mi utilitario a unos metros de donde ellos habían instalado la barricada. Imposible. Como el que le habla a un muro, o acaso peor. El celo profesional, el esmero en mantenerse inflexible, el aquí me han dado una orden y yo no la contravengo me obligó a dejar mi automóvil a más de un kilómetro de distancia de mi casa. Una vez más, la Policía Local crea problemas, no los soluciona.
Las motocicletas, en formación (foto: Alcázar)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi no me dejaron pasar por la Gran Via, que malas personas.

Anónimo dijo...

Porque andes 1 km hijo no te vas a morir, algunos si pudieran se meterian el coche debajo de la cama.

Anónimo dijo...

Hace unos 18-19 años que el finde del Entierro no lo paso en Murcia. El año pasado me quedé por la mañana y a eso de las 15.00 h me piré a la playa porque este festival no va conmigo. Cómo me gustaría que montaran un desfilódromo en Murcia y que dejaran las calles del centro libres de desfiles de todo tipo.

Luis Alcázar dijo...

No es mala idea lo del "desfilódromo", no.
Y al anterior anónimo le digo que yo apenas cojo el coche, sólo lo imprescindible.