09 agosto 2010

Más caliente que la (antigua) barra del Johnny Maracas

Entre el ingente “legado” cultural que dejo a la Humanidad figura la expresión “estar más caliente que la barra del Johnny Maracas”. Tal chispazo de ingenio data de 2005. Pérez, García y yo hallamos una ronería en Valencia repleta de licores de importación. Nos abrimos paso, alcanzamos la barra y elegimos un ron que degustar. Al mismo tiempo advertimos que el mostrador contenía un acuario de pececillos de colores. La superficie acristalada permitía observarlos en ese hábitat alargado e iluminado. Hasta que al menos a mí se me quitaron las ganas de seguir haciéndolo: el revestimiento metálico de la barra quemaba. La plancha metálica que mi mano había tocado ardía.

Desde entonces, cualquier cosa muy caliente lo ha estado más que la barra del Johnny Maracas. “Este café está más caliente que la barra del Johnny Maracas”; "ese foco está más caliente que la barra del Johnny Maracas”; “estoy más caliente que la barra del Johnny Maracas”…

Hace poco he vuelto a ese local para palpar la barra. Me ha resultado más fácil llegar hasta ella porque había menos clientes. Pero me ha costado reconocerla. Del metal ha pasado a la madera. Permanece el acuario, mas allí ya no quema nada. Ha dejado de estar caliente. Y yo he pasado a preguntarme mañana, tarde y noche si debo variar la expresión o conservarla en su originaria fórmula. ¿Estoy más caliente que la antigua barra del Johnny Maracas, o estoy más caliente que la barra del Johnny Maracas? Yo me inclino por mantenerla inamovible, pero claro, tampoco quiero que la RAE me llame inmovilista…

Ya no quema (foto: Alcázar)

1 comentario:

F.Hidalgo dijo...

La RAE introduce ahora términos como "cultureta" y "sobao"... pssss, la Real Academia se está conviertiendo en un ser vulgar..

Yo preferiría que dicha academia me llamara inmovilista a tener que cambiar esa expresión que además siempre te recordará al momento en el que te quemaste la mano en una ronería valenciana.