28 agosto 2012

Soltereando. Harto de la playa


No hay manjar que no empalague, ni vicio que no enfade. Por placentera que pueda ser, la playa ha acabado por cansarme. La he tenido en abundancia, pero el alma saciada es sabido que desprecia el rayo de miel. La arena que amanece en la sábana después de un revolcón, ahora me incomoda. Un revuelco nocturno sobre el césped deja hormigas, picores, manchas y hasta vestigios de excremento canino. En el banco, un magreo comporta lumbago y sobrecarga muscular. Coitar en el coche obliga al estrabismo: un ojo al pibón y otro al mirón o ladrón. La cópula en el Mar Menor es apurada de mantener rodeado de abuelos meones. En el Mayor, el mayor oleaje la complica…
Pero al margen de ayuntamientos incómodos, de la playa me han echado el calor; la pegajosa humedad; el ruido; la muchedumbre; los perullos y las cucarachas. Mención aparte he de hacer de la inseguridad: en este país de gobernantes humanitarios, legisladores blandos y sistema judicial ineficaz, la costa ha perdido su función. Y desde hace cuatro o cinco años tengo las pruebas de que se solterea mejor por el interior que por el litoral. Mas el ser humano es inconstante, de manera que quizás mi conducta mude de nuevo dentro de un tiempo. En éste, el vodkatónica que estará de moda dentro de meses, prefiero degustarlo en Murcia. El más refrescante, el que me tomo en el piso de la hija de un político que aprovecha que sus padres están fuera para invitarme. Una ciudad en la que le auguro prosperidad al céntrico centro de masaje tántrico. De él hablan los tíos mientras las tías andan ocupadas en otro erotismo, éste imaginado: el de la trilogía ‘Cincuenta sombras’.
Aquí, en Murcia, trabajo. Trabajo más de lo que de esta columna se infiere. Pero organizándome bien, puedo hacer mucho, necesitar poco, reír bastante y agradecer lo que tengo; claves éstas, según un buen amigo, de una buena vida.
(Columna publicada en La Verdad de Murcia el 28/08/2012)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Luis!!! aparte de conmigo...¿te tomas las copas con otra??? ooohhh!!! ahora lloro y me fumo un cigarro....
Fdo: la hija del parado que también te invita.

Anónimo dijo...

Tu peluquero te tima... menudo corte que te hace el cabrón, que da grima verte.

Pd- Deja de hacerte el gracioso con lo de los pibones. No vas a conseguir disimular tus tendencias sexuales, muy respetables por cierto.